Corresponsalías
MICHOACÁN: LABORATORIO DE POLÍTICA EDUCATIVA DE LÓPEZ OBRADOR
Michoacán: laboratorio de política educativa de López Obrador

Ciudad de México
Viernes, 01 de febrero de 2019

Corresponsalías

laboratorio de política educativa de López Obrador

Michoacán: laboratorio de política educativa de López Obrador

La sociedad mexicana ha exigido que tanto el Gobierno federal, como el de Michoacán, resuelvan el bloqueo que maestros faltistas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen desde el 14 de enero en siete puntos de la red ferroviaria de este estado, impidiendo el paso de casi 200 trenes cargados con mil 750 millones de toneladas de diversos productos, lo que genera pérdidas diarias por mil millones de pesos.

“No podemos permitir que medios estratégicos, como las vías de comunicación ferroviarias, sean sujetas a extorsiones políticas por parte de grupos minoritarios. Es necesario reestablecer el Estado de Derecho, preservando el orden público ante las manifestaciones magisteriales. Atropellar los derechos de los demás es injustificable, y no tiene cabida en una nación donde se cumple y respeta la ley”, comentó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El líder de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República, Miguel Ángel Osorio Chong, exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador resolver de manera inmediata el conflicto entre la CNTE y el gobierno de Michoacán. “El bloqueo no se resolverá solamente con dinero”, aseveró el coordinador parlamentario del PRI. Asimismo, ante el anuncio del gobernador Silvano Aureoles donde declaró que tomará una acción legal vía la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el priista criticó la aparente carencia de interés por resolver este tema: “Es increíble el no quererle entrar a los temas; sólo se ve un tuit de un secretario que le dice a un gobernador, ‘ya resuelvan el tema de liberación de las vías’, y el gobernador en sus atribuciones y en su derecho dice, ‘éste es un tema federal’”, refirió el senador del PRI.

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, y la diputada federal priista por la Ciudad de México, Cynthia López, indicaron que la Administración de Andrés Manuel López Obrador está a prueba, pues le compete resolver una crisis provocada por uno de sus aliados políticos. De igual forma, urgió a que la Secretaría de Gobernación entre de lleno a la negociación con la CNTE, ya que no se le ha visto un papel activo en la liberación de las vías: a la secretaria de esta dependencia, Olga Sánchez Cordero, no se le ve por ningún lado.

“Les vamos a mandar al diputado Luis Miranda para que los asesoren”, dijo Sauri sobre el legislador que negoció con la CNTE cuando era subsecretario de Gobernación en la Administración pasada. Apuró a que haya un acuerdo con los profesores antes de que aumenten más los costos económicos asociados a la toma de vías federales. “Me tiene perpleja que no esté [la Secretaría de] Gobernación porque estamos ante un problema serio que no puede resolver solo el Gobierno estatal”, reiteró la diputada yucateca.

La diputada Cynthia López consideró vergonzoso que la CNTE pida cinco mil millones de pesos, lo que tachó como un chantaje: “Ésas son las consecuencias de aliarse con la mafia; el Gobierno está a prueba y veremos, porque con los maestros mientras más exigentes más les dan… ahora chantajeando al Gobierno sin importar los daños al país”, indicó la también secretaria de la Comisión de Educación.

“Es vergonzoso ver que Michoacán es tomado como rehén por burócratas faltistas que exigen pagos injustificados y que han sido solventados anteriormente por administraciones estatales contratando deuda pública”, comentó Jorge Galván, quien fuera jefe de oficina en la Secretaría de Finanzas del gobierno de Michoacán en 2014.

Durante la celebración del Consejo Político Estatal del PRI en Michoacán, el pasado fin de semana, se hizo un llamado para dar pronta solución al conflicto entre el gobierno del estado y la CNTE: “La explosión de la deuda pública en Michoacán está precisamente relacionada con el aumento de contratación de personal basificado en el sector educativo de la entidad a partir de 2001 […] Se contrató deuda para pagar sueldos de maestros faltistas; la misma solución a la que está llegando el Gobierno de López Obrador ahora”, puntualizó Galván. “Esta historia ya nos la sabemos en Michoacán e irá en detrimento de los recursos financieros del estado”, sentenció el economista.

El gobernador de Michoacán informó el lunes pasado que decidió acudir ante la SCJN para que ésta determine si le corresponde a su administración o al Gobierno federal resolver el conflicto magisterial que vive la entidad. Mientras se echan la bolita entre el Gobierno estatal y el federal, continúan aumentando los costos para el estado.

A 15 días de que integrantes de la sección 18 de la CNTE iniciaran un paro de labores y bloquearan las principales vías férreas del estado, el gobernador manifestó que, si la SCJN resuelve que la situación compete a su gestión, asumirá la responsabilidad.

Cada día que transcurre de esta crisis política —traducida ya en crisis económica—, miles de niños se quedan sin clases. Posiblemente, el costo más alto que se está pagando con las nuevas políticas educativas y económicas de López Obrador.



Visitas: 37