Opinión
PRI: VOCACIÓN POR EL PODER
PRI: vocación por el poder

Toluca
Jueves, 24 de enero de 2019

Opinión



PRI: vocación por el poder
Por: Tonatiúh Medina

@DrThe

Lugares comunes que no deben de olvidarse: el PRI es un partido que nació para administrar el poder desde el poder, no para competir por el y la elección de 2018 nos golpeó con severidad.
Sin embargo, los tiempos cambian y la competencia democrática nos obliga a repensar la forma en la que nos organizamos y presentamos ante la ciudadanía. Es algo que todavía no queremos ni logramos procesar del todo, una candidatura como la del presidente Enrique Peña Nieto es un garbanzo de a libra, ese tipo de liderazgos son poco comunes y sin duda una excepción a la regla.


Es obvio que las nuevas estrategias de acción electoral serán una apuesta desde lo local, no es secreto  para propios ni para extraños, así nos preparamos desde 2005 hasta el 2012, y el triunfo llegó.
El PRI es un partido con vocación de poder y como tal, las decisiones que se han tomado en el legislativo federal o por los ejecutivos de los estados son congruentes a la historia política del revolucionario, para ello un par de ejemplos.


La guardia nacional es un tema que, de suyo, no es propio del PRI, fue el presidente Calderón quien decidió sacar al ejército a las calles, sin embargo, esta política de seguridad se continuó en el sexenio posterior. No solo eso, senadores y diputados tricolores trabajaron por la Ley de Seguridad Interior, declarada como inconstitucional por el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo tanto votar a favor de la creación de un nuevo cuerpo de seguridad nacional no es perverso ni maquiavélico.


En lo particular, me quedan algunas dudas respecto al uso que hará el ejecutivo federal de dicha Guardia, pero aún así, es una institución con la que se debe experimentar temporalmente, de no ser útil, eventualmente se pensará en otra solución y así, ni la vida ni la república son constantes sino variables, dinámicas.


Los ejecutivos de los estados han construido puentes de comunicación con el ejecutivo federal, que como sempiterno candidato y como político nos fustigó y en algunos casos tuvo la tentación de borrarnos del mapa. Ahora es nuestro presidente y alienarse del diálogo y la negociación política, como lo hace el gobernador de Jalisco o el de Chihuahua, es un gran error.


México es una construcción federalista y los políticos dialogamos, dialogamos y dialogamos; cuando el dialogo se ve interrumpido se debe dialogar de nuevo. 
No se sorprendan, esa es la vocación del PRI…



Visitas: 160