Corresponsalías
ALITO: EL PRIISTA QUE DEFIENDE AL FEDERALISMO DESDE SU GUBERNATURA
Alito: El priista que defiende al federalismo desde su gubernatura

Ciudad de México
Jueves, 17 de enero de 2019

Corresponsalías



Alito: El priista que defiende al federalismo desde su gubernatura

La Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) es un foro permanente, que, aun con la misión colaborativa, tiene la esencia de fortalecer el federalismo mediante mecanismos democráticos.
El Gobernador de Campeche, Alejandro Alito Moreno, asumió la presidencia de la Conago a escasos días que el presidente Andrés Manuel López Obrador tomara protesta como jefe del Poder Ejecutivo. Aunque el contexto nos exige una revisión profunda y reflexiva sobre los cambios estratégicos para convertirnos de nuevo en una opción atractiva para el electorado, esto no ha afectado el liderazgo de Alito, logrando que el PRI asumiera un papel clave ante los demás gobernadores.

Los retos de la Conago ante los súperdelegados

Ser oposición colaboradora y constructiva, desde la Conago, no ha sido labor sencilla, pues más de una propuesta del nuevo gobierno ha generado preocupación entre los titulares de las gubernaturas, comenzando por la figura de los súperdelegados. Esta propuesta, aprobada por el Congreso, busca una simplificación administrativa que solamente conserve las delegaciones que sean necesarias, pues actualmente existen 2 mil 300 delegaciones, subdelegaciones y oficinas de representación de diversas dependencias que sirven de enlace entre las dependencias federales y los gobiernos estatales.

Demostrando la habilidad política que los años forman en los arquitectos del bien común, Alejandro Moreno, en un encuentro con los demás gobernadores y el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó como irrenunciable la soberanía y autonomía de los gobernadores y sus estados.

Entre las posturas a conciliar, resaltaron aquellas que solicitaban reconsiderar la decisión de eliminar las delegaciones federales por el riesgo en la cantidad de poder que implica dar todas las facultades de enlace a una sola persona, así como los alcances que sus facultades pudieran tener sobre los recursos y, principalmente, sobre la entrega directa en los programas sociales.

El segundo tema —donde la capacidad de negociación fue puesta a prueba— abarcó la seguridad y las estrategias para combatirla; concretamente, por la propuesta de la Guardia Nacional. Al respecto, mediante diálogos y planteamientos sobre la distribución de competencias, Alejandro Moreno logró asegurar que existiera un espacio de escucha para los gobernadores, con lo que se crearon las audiencias públicas en el Congreso de la Unión en aras de plantear las inquietudes y propuestas más relevantes sobre la policía militar, de las cuales ya conocimos los veredictos.

Con la llegada de Alito a la Conferencia Nacional de Gobernadores se abren grandes expectativas de trabajo en conjunto con el Gobierno federal y las administraciones estatales en aras de promover la eficacia de un sistema de pesos y contrapesos. La Conago es un espacio institucional permanente que trabaja por el equilibrio y la mejor distribución de las potestades que corresponden a los órdenes de gobierno federal y estatal. Su misión es el impulso del fortalecimiento de las entidades federativas para que contribuyan en mayor medida al desarrollo nacional, así como para que cuenten con recursos y capacidad de respuesta de las demandas de sus comunidades.

Asimismo, cuenta con atributos para construir espacios de diálogo, concertación y encuentro entre los gobernadores y otros actores, además de poseer facultades de deliberación con cuatro aspectos esenciales:
• El cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 117 constitucional, inciso I, que indica que los “estados no podrán en ningún caso celebrar alianza, tratado, o coalición con otro estado ni con potencias extranjeras”, con lo que delibera y toma decisiones no vinculantes, de carácter propositivo que se sustentan en el compromiso y voluntad política.
• La participación de los gobernadores, incluyendo a la Ciudad de México, de manera voluntaria.
• La dinámica entre los miembros de la Conago, caracterizada por ser de coordinación, en un plano de igualdad.
• La responsabilidad de que todas las decisiones de los miembros de la Conago sean toman por consenso.


Representar a todos los gobernadores, como todo gran poder, conlleva una gran responsabilidad y radica en la necesidad de construir consensos y equilibrios.  Se trata de un espacio que no puede asumir una posición de golpes al Gobierno federal, pero tampoco de sumisión, sino de coordinación constructiva.


La austeridad ha sido una condición que implica madurez y habilidad debido a que ninguna entidad quisiera recibir disminuciones radicales en sus presupuestos, por lo que la obligación de Alito es lograr mayores recursos para todos sus representados, sin reparar en las distinciones partidistas.


Un asunto que debe admirarse es que no ser un opositor histriónico no es sinónimo de alabanza o subyugación, por el contrario, implica una inteligencia que le ha conseguido a Alejandro Moreno la reunión con López Obrador, Urzúa y los 31 gobernadores restantes. Su visión se concentra en el bienestar de todas las entidades y no sólo de Campeche. Para Alito y la Conago, el momento político es el de la construcción de puentes y la destrucción de muros que pudieran advertirse entre el Poder Ejecutivo y los estados.



Visitas: 183