Militantes
CONOCE A QUIRINO ORDAZ, CANDIDATO AL GOBIERNO DE SINALOA
Conoce a Quirino Ordaz, candidato al gobierno de Sinaloa

Ciudad de México, México.
Viernes, 18 de marzo de 2016

Militantes



¿Quién es Quirino Ordaz?

Quirino Ordaz es un político inquieto que procura siempre la cercanía de la gente, a la que habla de cerca y con la que dialoga incluso interrumpiendo su propio discurso.

Durante los eventos de su precampaña por el gobierno de Sinaloa, no pocas personas se impactaron al encontrarse con un hombre sencillo que llegaba a pedir apoyo en lugar de imponer su criterio o a pavonearse como el iluminado.

En Cerro Cabezón, una comunidad pesquera de Guasave, el joven Chanito Valle reconoció que el entonces precandidato les puso el ejemplo: "esperábamos verlo bajar de una Suburban y llegó aquí en una bicicleta". En efecto, Quirino ha dado a su actividad proselitista un tinte de sencillez que no se había visto.

A sus 53 años, con extensa carrera pública e intensa actividad empresarial, recorrió el estado dos veces en un mes. En todas las cabeceras municipales y las principales sindicaturas de cada municipio hubo un acto con delegados a la convención estatal y en todos hizo un llamado a la unidad, con respuestas verdaderamente cálidas en que privó la alegría. Quirino recorre las filas y saluda a los asistentes uno a uno. El presídium puede esperar, pero no la gente, que en pocos minutos arma la fiesta que caracteriza al sinaloense.

Por supuesto, hay que analizar los problemas, y aún que el tema es interno, Quirino escucha los planteamientos, acompaña las consideraciones sobre la pesca, la agricultura, la seguridad, el comercio, la falta de oportunidades y los requerimientos urbanos, hasta hacer finalmente un compromiso: en la etapa de campaña volveremos y ustedes serán quienes delineen las acciones a seguir.

-No vamos a traer a especialistas que desde la comodidad del aire acondicionado inventen programas que luego ni siquiera son viables. Ustedes son los que enfrentan los problemas y ustedes más que nadie saben qué hay que hacer. Con ustedes vamos a construir las respuestas.

No falta quien se queje por la falta de atención que han sufrido en otras oportunidades. -Yo también he batallado con esas gentes, con esos políticos que vienen, ofrecen todo y a la hora de la hora se les olvida a qué vinieron y ni siquiera regresan.

UN POLÍTICO MUY CIUDADANO; LA LUCHA CONTRA LOS BANCOS

En las entrevistas con medios informativos, Quirino explica porqué se considera un político ciudadano. Desde luego que formo parte de una organización, de un partido que me postula, pero paralelamente a eso, he sido un ciudadano común y corriente, que padece de los problemas como todos y que espera encontrar las fórmulas para que la sociedad mejore sustancialmente su calidad de vida, sus oportunidades de desarrollo y vaya alcanzado sus aspiraciones.
Su familia tiene muchos años en el ámbito empresarial, más señaladamente en el turismo y la construcción. Don Quirino Ordaz Luna, su padre, fue un urbanista de primer orden, A él se deben muchos de los avances de la ciudad en infraestructura; fue pionero de los programas habitacionales, desarrollando una colonia Modelo al inicio de la década de los sesentas, amén de muchas otras obras que realizó dos décadas después como alcalde de Mazatlán.

A la hotelería canalizó sus inquietudes y desde los años setentas desarrolló dos hoteles que han sido puntales en la industria turística de su localidad. Pero en la Crisis del 95, los bancos amenazaban con devorar ese patrimonio, Quirino encabezó la defensa legal y no paró hasta arrancar a la banca un acuerdo satisfactorio. No se trató sólo del patrimonio familiar. Paralelamente tuvimos que mantener en operación las plazas laborales, ver que no se detuviera o redujese la nómina, cumplir con las obligaciones fiscales y la previsión social, en medio de una crisis económica terrible.

La tenacidad, la unidad de la familia y la confianza en el país dieron frutos y el problema fue superado como lo hicieron muchos otros, aunque por desgracia también hubo quienes perdieron lo suyo.

LA ALEGRÍA DE LA PRECAMPAÑA

Los aires guapachosos del jingle de Quirino Ordaz sacuden a la asistencia, sobre todo cuando el aspirante a la gubernatura está saludando, tomándose las selfies con los asistentes. No hay protocolo ni ceremonial. Su esposa Rossy Fuentes de Ordaz le acompaña y saluda también a los simpatizantes y luego, en el micrófono, les narra cómo este hombre que quiere ser gobernador es un padre atento y cariñoso, cómo ha sido un esposo cálido y cercano en sus veinticuatro años de matrimonio y cómo le importa inculcar en  sus hijos Silvana, Quirino y Santiago, los mejores valores. Por ello asume convencida y convincente el estribillo que nació entre la gente, en los mítines: "con Quirino, Sinaloa tiene un mejor camino".

UNA CARRERA DE MUCHAS FACETAS

Quirino se inició Muy joven en el sector público. Estudiaba su último año de la carrera de derecho cuando empezó a trabajar en el Gobierno del Estado de México. Después fue director de Servicios Sociales en la jefatura de gobierno del Distrito Federal, puesto clave porque reafirmó su sensibilidad social. Trabajar con la gente más desprotegida de la capital del país te marca para siempre, te lleva a aguzar los sentidos en busca de respuestas.

Fue la época en que aún se vivían las secuelas del gran temblor del 85, con mucha gente en la calle, sin techo. Lo primero fue crear albergues para pernoctar, con una comida caliente. Creamos de hombres y de mujeres, pero con éstas había situaciones todavía más graves, con señoras postradas a quienes debíamos tener permanentemente. La escasez de recursos limitaba las compras y sobre todo el equipamiento, de modo que hice un intento desesperado y busqué al ingeniero Carlos Slim, a quien yo no conocía. Obviamente no atendió a mi llamada, pero se reportó a los días y escuchó mi petición de diez mil cobijas, cincuenta televisores y si era posible, las roscas de Reyes que Sanborns no pudiera vender. Todo lo entregó directamente a los albergues, como lo pedimos, sin intermediación es para que nadie se beneficiará indebidamente.

"Cuando platico esto no presumo de cercanías. Más bien concluyo que nunca se debe dejar de tocar una puerta y así lo he hecho en todas mis responsabilidades", establece.
Desde entonces ha estado en diversas posiciones: el Consejo Nacional de Promoción Turística; la delegación de Banobras en Sinaloa; la subsecretaría de Administración y después la Secretaría de Administración y Finanzas del gobierno del estado.

En 2015 fue candidato a diputado federal por el octavo distrito, con sede en Mazatlán. Una posición que el PRI había ganado una sola vez desde que fue creada, en 1997.
Arrancamos 17 puntos abajo y con mucho trabajo, mucho esfuerzo hay cercanía con la gente, ganamos de manera inobjetable, siempre armonizando con todas las corrientes y grupos, no sólo del partido, sino de la sociedad.

Hoy busca el gobierno de Sinaloa y sabe que la fórmula del triunfo está en la conciliación, en la unidad de propósitos y de esfuerzos.

Como buen sinaloense, Quirino es fan del cebiche, de los mariscos y por influencia familiar, del sushi, que él, su esposa Rossy y sus hijos, comparten con la frecuencia que permiten los estudios de los jóvenes.

LISTOS PARA EL ARRANQUE

A la convención estatal en que Quirino fue electo candidato y realizó la protesta estatutaria ante el dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones, deben haber asistido unas doce mil personas: casi siete mil delegados y unos cinco mil simpatizantes. Todos se declararon listos para el arranque, para el trabajo que le recupere al PRI la gubernatura de Sinaloa.



Visitas: 5850